Aromas y recuerdos

¿Alguna vez te ha ocurrido pasar por algún sitio con un olor determinado, y sin saber cómo, venirte a la memoria recuerdos felices de tu pasado?

 

 

Aromacología

La Aromacología es la ciencia que estudia los efectos de las fragancias sobre el cuerpo y la mente humana. Esta disciplina investiga cómo las esencias pueden ser utilizadas para inducir la relajación y hacer la vida más placentera. La palabra “Aromacología” es un híbrido de “aroma” y “fisio-psicología” y puede ser descrita como la psicología del aroma.

La Aromacología se dedica al estudio científico de los aromas a fin de facilitar la recuperación del cuerpo y la mente, y facilitar las funciones hormonales e inmunológicas del organismo. Esta teoría puede ser aplicada, incorporando las esencias a la vida diaria, bajo la forma de productos aromáticos y cosméticos.
Desde siempre, la influencia de los perfumes sobre el psiquismo ha sido objeto de numerosos estudios… Nacida en los años 80 en Japón, la Aromacología consiste en tratar unos síntomas a través de los aromas apropiados: estos actúan sobre la zona física y psíquica del paciente.

Annette Green, presidenta de la Fragrance Foundation, y el Fondo de Investigación del Olfato lo utiliza desde 1986 para denominar los efectos temporales de los olores, sintéticos o naturales en la conducta de los seres humanos.
Es de la Aromacología que se nutren la mayoría de los nuevos productos para aromatizarse.

La Aromaterapia se distingue de la Aromacología porque utiliza aceites esenciales de plantas, para curar, por aplicación, ingestión, o inhalación.

La Aromacología se interesa más a la acción de las fragancias, aromas y olores sobre la zona psíquica del sujeto.


“La aromacología es la “nueva generación” del concepto de aromaterapia, con un enfoque terapéutico más emocional y cultural que fisiológico y médico.” 

 

La aromaterapia se basa en el conocimiento y uso tradicional de aceites y hierbas para tratar enfermedades. Suelen aplicarse con masajes, lo que facilita la absorción a través de la piel o la ingesta. Al ser productos de origen natural suelen tener un precio más elevado, pero cuidado, no todos los productos caros serán de aromaterapia. Si entre los ingredientes aparece “esencia o perfume” muy probablemente estaremos ante un producto de aromacología.

Por el contrario la aromacología utiliza aceites y fragancias indistintamente, para provocar sensaciones y emociones. Los olores pueden provocas distintas reacciones en nuestras emociones, pueden evocar recuerdos o sensaciones. El uso de determinados olores estimulan los recorridos olfativos neuronales del cerebro. Estos estímulos llegan al sistema límbico, encargado de los olores, la memoria y los instintos más básicos (hambre, sed, sexo, supervivencia, etc.)

En resumen: mediante el olfato se consigue la estimulación del cerebro y por consiguiente reacciones en nuestro cuerpo: relajación, alegría, sensualidad, auto-confianza, felicidad, deseo y un larguísimo etcétera.